Trucos para limpiar y cuidar plata y joyas

Seguro que guardas en tu joyero alguna o algunas piezas muy especiales para ti, pero que casi no te pones por temor a estropearlas o, pero aún a perderlas.

Quiero que sepas que ese puede ser el peor error, tus piezas especiales donde verdaderamente tienen sentido y ganan dignidad es el momento que tú las llevas puestas.

Puede que estés pensando en tu collar de perlas cultivadas y digas que no es una pieza para lucir todos los días, tienes razón, pero piensa que las perlas, si son cultivadas o mejor aún si son naturales ¡están vivas!

Al estar vivas seguro que sabes que sufren si te perfumas justo donde ellas descansan en tu cuello son muy presumidas si las luces no las hagas competir con perfumes o cremas y cuando descansen acompáñalas con algodón, necesitan sentirse cómodas y tan especiales como cuando las luces y el algodón las protegerá mientras estén guardas y si tienes la ocasión no las olvides cuando pasees por una ciudad costera, recordar la humedad del mar las mantendrá como el primer día durante mucho más tiempo.

Si tus piezas especiales son de plata cuando más van a brillar es sin duda cuando tú las lleves puestas y es gracias a tu tacto, necesitan de ti para brillar, guardadas se apagan, lo mejor que puedes hacer para que te transmitan emociones es usarlas, pero… para ese tiempo que custodie tu joyero te diré:

Lo primero que descansarán mejor si tu joyero lo segmentas lo suficiente para que cada pieza especial tenga su propio espacio, sobre todo las cadenas que al dejarlas tienden a buscarse entre ellas jugando a entremezclarse.

Después un truco que debes adoptar si es que aun no lo haces es permitir que en tu joyero acompañen a tus piezas una o dos bolsitas de sílice, de esas que encuentras al comprar unos zapatos o una cartera, esas bolsitas custodiaran tus piezas e impedirán que estas se entristezcan cubriéndose con una capa amarillenta primero que seguirá oscureciéndose hasta convertirse en una capa totalmente negra cuando su tristeza sea absoluta, si no las atiendes a tiempo.

Así que, ¡Sácalas de tu joyero y disfrútalas cobraran vida!

Si te preocupa poder perderla utiliza tu móvil y haz varias fotos de primerísimo plano en caso de pérdida será más fácil reponerla, y no hablemos en caso de robo el seguro te pedirá que la describas y acompañes alguna foto en la que tu joya sea bien visible, seamos sinceros…quien tiene un book de sus joyas? Este puede ser un buen momento para divertirte comprobando lo difícil que puede ser fotografiar tus joyas.

Cuando las guardes hazlas descansar como se merecen en un sitio especial reservado solo para ellas y acompañadas por bolsitas de sílice que las protegerán e impedirán que se entristezcan

Si has leído todas mis recomendaciones ¡Muchísimas gracias, me haces completamente feliz!

Prueba mis trucos y cuéntame si has conseguido que vuelvan a emocionarte tus joyas dormidas, me encantara leerte.